Blog

Un planeta inagotable

Por Itzel Treviño

Y, ¿es que antes no se daban cuenta qué era lo que pasaba con los recursos naturales? ¿Pensaban que el planeta era inagotable? Me gusta mucho preguntarme las cosas, y seriamente creo que esas dos preguntas nunca pasaron por la mente de nuestras generaciones pasadas, sólo por no decir que sí y que esto no les importaba.

Hoy en día vivimos en un mundo que está muy próximo a revelaciones inimaginables, ya hemos tenido una gran probada con el COVID-19 de lo que puede venir en un futuro si no hacemos caso a los mensajes de alerta que constantemente nos manda nuestra Madre Tierra.

Son tantos temas, tantas acciones por hacer, que el actuar ya, en calidad de urgente, es indispensable. Sin duda alguna, hay muchísimas personas que desde hace mucho tiempo realizan acciones que ven por el cuidado del planeta, y que ya han tomado conciencia sobre el estado y equilibrio ecológico en que se encuentra el mundo en la actualidad, y, por otro lado, están las personas indiferentes y desinformadas, o aquellas empresas que siguen empeñadas en acabar y explotar los recursos naturales no renovables que se tienen, y que ponen en peligro el futuro hogar para las generaciones venideras.

Ligado a esto, se encuentra que el año pasado, el 29 de julio de 2019, se presentó el Día del Sobregiro en la Tierra, ¿qué quiere decir esto? Que en 7 meses la humanidad fue capaz de utilizar todos los recursos naturales que el planeta tenía destinados para ser utilizados en un año, y que desde el 30 de julio de 2019, se estaba en números rojos, ya que se hacía uso por adelantado de los recursos naturales del año 2020.

Claramente esta situación es algo alarmante, la organización Global Footprint Network quien se dedica a registrar el impacto de la actividad del hombre sobre los recursos de la Tierra, advierte que el día del sobregiro se ha estado adelantando dos meses en los últimos 20 años, lo que quiere decir que el pasado 29 de julio fue histórico, ya que marca el día de sobregiro más temprano que hemos vivido.

Sin embargo, para este 2020, el Día de Sobregiro en la Tierra se estima será el día 22 de agosto, lo cual significa que son 3 semanas más respecto al del año pasado. Esto sin duda alguna ha sido debido a la contingencia en la que se encuentra todo el mundo a causa del COVID-19, ya que se canceló, en un inicio de la pandemia, la producción de los productos no esenciales, por lo tanto las empresas dejaron de emitir sus gases contaminantes, los medios de transporte redujeron sus rutas, así como también, el confinamiento obligatorio de todas las personas redujo en grandes cantidades la circulación de vehículos, por lo cual la emisión de gases de efecto invernadero bajaron, logrando un tiempo extra para la llegada del Día de Sobregiro en la Tierra. Sin embargo, en esta ocasión, el adelanto de la fecha fue a raíz de un evento extraordinario, debemos buscar como humanidad el poder mover esta fecha año tras año, retrasarla, y no adelantarla al seguir consumiendo nuestros recursos naturales y emitiendo cada vez más contaminantes.

            Me queda claro que la unión hace la fuerza, y así como en esta situación nunca antes vista como la pandemia se logró una adaptabilidad por parte de toda la humanidad, al no utilizar más de los recursos que realmente necesitamos y así como emitiendo menos contaminantes, también creo que se pueden lograr grandes cambios si estamos todos en el mismo canal y viendo por tener un futuro para las generaciones próximas prolongando la vida de este planeta Tierra por muchos años más.

Tengo la esperanza que este parteaguas que vivimos por el COVID-19, siembre esa semilla de sensibilidad y responsabilidad en todas las personas hacia un compromiso real con nuestro planeta y que unidos podamos conscientemente adelantar esta fecha tan alarmante. Actuemos juntos, sí podemos.

Entrevista a María Bustamante Harfush

María Bustamante Harfush.

María Bustamante Harfush es Arquitecta egresada con el mejor promedio y mención honorífica en la Universidad Iberoamericana; Maestra en Vivienda y Urbanismo por la Architectural Association School of Architecture de Londres; Catedrática en la misma universidad; Investigadora y autora de varios libros como “Tacubaya en la memoria” “Quintas de Tacubaya” “90 años en el Corazón de las Lomas” “Ciudad de México: Crónica de sus Delegaciones”, así como artículos sobre patrimonio, crónica, ciudad y arquitectura; Cronista de la ciudad de México, Alcaldía Miguel Hidalgo; Ejerce su profesión a través de su propio taller María Bustamante Arquitectura; es Miembro Fundador del Colegio de Cronistas de la Ciudad de México; Miembro de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán y del Patronato de la Fundación Don Antonio Haghenbeck y de la Lama / Presidenta de FUNDARQMX fundación cuyo fin es fomentar una cultura urbano arquitectónica de México.

Con este ejercicio continuamos con una serie de entrevistas que realizaremos en ERES, a mujeres empoderadas, talentosas y destacadas en diversos sectores como el cultural, empresarial, académico, comunitario, público, ciudadano y el sector de la sociedad civil organizada, para que nos compartan sus opiniones, experiencias y trayectorias, a manera de poder contar con elementos para analizar desde el punto de vista práctico, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 (ODS5): Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer y difundir el trabajo interdisciplinario y multisectorial que se requiere para colaborar corresponsablemente para su cumplimiento.

En esta ocasión tuvimos la fortuna de que María Bustamante Harfush aceptara nuestra invitación para esta entrevista, en la cual platicamos con ella temas relacionados con su vocación, educación, y trayectoria, en las áreas de Arquitectura y Urbanismo. También conversamos acerca de la importancia de la participación de los ciudadanos a través de la Sociedad Civil Organizada, para poder incidir en mejorar las áreas de oportunidad que tenemos en nuestras comunidades, regiones, país e incluso sociedad global. Asimismo tocamos temas relacionados con retos de movilidad y afectación de recursos hídricos y maneras en las que se puede trabajar generando alianzas multisectoriales e interdisciplinarias para impulsar soluciones. María, quien es una inspiración para nosotros, nos comparte a su vez, quién la inspiró a ella, y de qué manera, para convertirse en la talentosa y exitosa mujer empoderada que hoy es.

ERES ¿Cuál es tu relación personal con la Arquitectura y el Urbanismo? ¿Cuándo y por qué elegiste estudiar y dedicarte a estas disciplinas profesionales?

MARÍA La Arquitectura y el Urbanismo son temas intrínsecos en mi vida. Todo lo que hago diariamente tiene que ver de alguna manera con ello y eso me hace muy feliz. Desde niña ejercí la arquitectura (sin saberlo), hacía pueblos, ciudades, carreteras, casas a distintas escalas y exploraba el espacio en mi propia habitación. Hacía planos para expresar lo que venía a mi mente.
Pero, sin duda, estudiar la carrera fue la que de verdad formó la intuición y el sentimiento de creación, le dio herramientas, conocimiento, teoría, fundamentos, bases indispensables para sentirse seguro y bien preparado.

Al elegir la Maestría opté por estudiarla en la Architectural Association School of Architecture de Londres, una Universidad de más de 170 años de antigüedad dedicada específicamente a la formación de arquitectos, cuyo distintivo es estar siempre a la vanguardia. Entre sus programas “Vivienda y Urbanismo” eran los estudios que sentí más apropiados para aplicar los conocimientos teóricos en la práctica en mi país. México requiere numerosos especialistas en estas áreas para hacer mejores ciudades y formas de vida.

ERES Nosotros somos parte de la sociedad civil organizada y creemos que como parte de este sector, tenemos no sólo el compromiso, sino la obligación de contribuir a mejorar nuestra comunidad. Creemos coincidir contigo en este punto, ya que hace 8 años fundaste tu propia organización, FUNDARQMX. ¿Nos podrás platicar sobre qué fue lo que te motivó a emprender este proyecto y compartirnos un poco su evolución desde sus inicios hasta llegar a lo que hoy representa?

MARÍA ¡Felicidades! Se que Eres es una sociedad civil organizada cuyo origen es mejorar nuestra comunidad. Admiro y respeto mucho a quienes emprenden este camino porque es demandante y azaroso, requiere una voluntad férrea de llevarlo adelante y de no cesar de cumplir la misión por la cual fue creada.

Lo que llevó a crear FUNDARQMX (Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México) fue un profundo amor por México, por su patrimonio natural, urbano y arquitectónico y la visible identificación de la falta de difusión de estos aspectos entre la comunidad, principio fundamental de apropiación, aprecio y búsqueda de cambio. Si conozco algo o a alguien más, más la quiero, más la admiro, más la respeto y más la procuro.

¿Cómo pedir la preservación de una reserva natural si no la conozco, cómo defender el patrimonio industrial o religioso si no me es familiar su valor e importancia histórica, estética o de otra índole?
En el 2012 llegaron al despacho de arquitectura 20 solicitudes de trabajo y decidimos entrevistar a todos el mismo día a la misma hora y quizás si contratar a uno o dos de ellos, pero platicarles la idea de la fundación a todos, la cual traíamos en mente desde que conocimos la labor de la Fundación de Arquitectura en Chicago CAF donde a través de exposiciones, recorridos y pláticas transmitían valor y conocimiento de su ciudad y su arquitectura. A raíz de esta plática -con sorpresa para nosotros-, un grupo de jóvenes se sumó con entusiasmo a esta “idea”, lo cual impulsó su creación y desarrollo formal como Asociación Civil, un instrumento que con seriedad y constancia nos ha ido permitiendo tener injerencia y acción de cambio positivo en la sociedad y nuestro entorno.

ERES Platícanos sobre tu trayectoria profesional como arquitecta. Fundaste hace 20 años tu propio despacho de arquitectura, TA + U (Taller de Arquitectura + Urbanismo, recientemente nombrada María Bustamante Arquitectura) Nos gustaría que nos pudieras comentar sobre algunas de tus obras o proyectos, tal vez no favoritos, pues tal vez es difícil establecer favoritismos entre hijos, pero cuáles consideras más emblemáticos, cuáles son aquellos que hoy al reflexionar sobre ellos, en retrospectiva, consideras que son los que más te definen y por qué?

MARÍA ¡Me encanta la pregunta!

Todo el equipo hemos sido sumamente afortunados de recibir encargos inesperados de edificios icónicos en la Ciudad de México como el poder intervenir la sede original de El Palacio de Hierro o la Casa Borda en el Centro Histórico de la Ciudad de México; así como la renovación de espacios creados por grandes arquitectos del siglo XX como Mario Pani, Abraham Zabludovzky, Boris Albin o Jorge Gonzalez Reyna; Algunas obras considero que fueron las que realmente me dieron el título de arquitecta y otras la maestría en proyectar y construir. Pero las que más he disfrutado son aquellas donde los clientes depositan su confianza y libertad total y que el resultado se manifiesta en su felicidad de habitar el espacio que creaste, lo cual crea una amistad de por vida.

ERES Hemos hablado sobre tu trayectoria como fundadora de tu despacho de arquitectura y como fundadora y directora de FundarqMX, pero nos encantaría que nos pudieras platicar de tu futuro. Sabemos que estás dándole una nueva cara a tu oficina, ahora bajo la imagen de “María Bustamante Arquitectos” ¿A qué tipo de proyectos te enfocarás? ¿Tienes algún proyecto en puerta que nos puedas compartir?

MARÍA Queremos retomar la arquitectura con oportunidades de valor, como toda profesión se agradecen las oportunidades, los lienzos para crear. Actualmente estamos impulsando algunos desarrollos inmobiliarios de vivienda en la zona histórica y patrimonial de San Ángel, en Clavería y esperamos poder hacerlo pronto en Oaxaca.

El ideal es lograr -independientemente de estos proyectos y obras solicitadas-, poder desarrollar obras propias (por el placer de desarrollarlas, de verlas construidas, de disfrutar la libertad) como hizo el Arq. Luis Barragán a mitad de su vida. Nos encantará explorar esa etapa.

ERES Nos ha tocado vivir un parteaguas con la pandemia del COVID19, situación que ha generado y generará una serie de cambios respecto a lo que estábamos acostumbrados. Por ejemplo, vemos en la Ciudad de México, en donde naciste y vives actualmente, algunos proyectos y propuestas que desde el tema de la Planeación Urbana y la Movilidad, pretenden reaccionar a lo que se ha denominado la nueva realidad, en específico, en el tema de las ciclovías emergentes, que en varios lugares de la República vemos con emoción y envidia, de la buena. ¿Qué nos puedes platicar sobre este tema desde tu visión de experta en temas de Urbanismo y Movilidad?

MARÍA ¡Gracias por lo de experta!

Pensar las ciudades con amabilidad, con lógica y sentido común nos hace bien a todos los habitantes: cuidar el agua, las zonas verdes, el espacio común, reforestar, reciclar la basura al máximo (voto por “ciudades cero basura”), preferir el transporte público no contaminante, hacer ciclovías en ciudades mexicanas que por su topografía y leve pendiente hace viable el uso masivo de las bicicletas ¡es posible y es excelente para la salud de todos! Física y mental., sobre todo si se hacen con estrategias integrales y de seguridad para todos.

COVID-19 puso el freno de mano… a la humanidad; ralentizó el tiempo de manera mundial y nos encerró en nuestras casas y empezamos a valorar lo que tenemos, lo que somos, lo que hacemos y ojalá esta conciencia nos lleve a tomar acciones positivas por nuestro entorno y “movilizarnos” como sociedad para plantear soluciones prácticas, viables y necesarias para todos. Entre más sensatas, más posibles.

ERES Así como el tema de la movilidad y las ciclovías, existen en todo nuestro país grandes áreas de oportunidad en materia de Desarrollo y Planeación Urbana. ¿Cuáles crees que son algunos de los retos más grandes que enfrentamos para tratar de hacer mejor las cosas, bajo el marco planteado por la Nueva Agenda Urbana y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11: Ciudades y Comunidades Sostenibles?

MARÍA Los retos son dos: la política y la sociedad.

El compromiso de ambos es ineludible, si uno de los dos falla, la acción se detiene. El urbanismo lo hacemos todos, todos los días y ahora más que nunca volver a un “urbanismo humanista” es urgente.

ERES Nuestra organización es originaria de Querétaro y buscamos participar en alianzas y colaborar con otros actores de la sociedad civil organizada, como Veinte Treinta con quien al efecto ya nos hemos aliado, y otros más para poder contribuir a lograr el rescate del Río Querétaro, que hoy se encuentra en condiciones lamentables, para que una vez rehabilitado, podamos generar en un trayecto del mismo, un proyecto urbano de un parque lineal y un corredor gastronómico y turístico, para que además de regenerar el medio ambiente y revivir este cuerpo de agua, le demos a la ciudad un espacio propio para hacer comunidad. Sabemos que también en este tema, coincidimos contigo, por lo que nos gustaría que nos pudieras compartir tu percepción en este tema y la manera en que crees que podemos contribuir desde la sociedad civil a revertir situaciones como ésta, que son generalizadas en nuestro México.

MARÍA ¡Nos sumamos desde ya a esta alianza con Eres y Veinte Treinta!

Siempre estamos en busca de llegar a una sociedad sensible a las problemáticas naturales, urbanas y arquitectónicas de nuestro país que sean motor de cambio.

Nos encanta su iniciativa e impulso por cuidar el Río de su bella ciudad. Lograr ese cambio es posible, lo hemos visto, hay ejemplos de rescates que fueron posibles en otras partes de México y el mundo (recién hablé sobre este tema en la plática “Ciudades de cara al agua” que pueden ver aquí https://www.youtube.com/watch?v=h3whjGX5y7s&t=12s) y el mejor inicio se da cuando la sociedad, sus habitantes luchan por ese cambio noble de su entorno.

Tener un caudal de agua limpia, debe de ser prioritario en la agenda de los pueblos y ciudades; todo asentamiento humano se da generalmente al margen de estos lechos de agua que permiten la vida. Contaminarlos ha sido la estrategia más insensata de la humanidad, una autodestrucción de la vida. Si nosotros contaminamos un río en una década podemos descontaminarlo en otra década, ¡creemos conciencia y tomemos acción!

ERES Nos platicaste que a pesar de que FUNDARQMX en principio fue una organización creada por y para arquitectos sobre temas fundamentalmente de arquitectura, poco a poco se ha ido nutriendo de la participación e interés de personas que no son arquitectas, ni se desempeñan en oficios o profesiones que estén muy relacionadas con la arquitectura o el urbanismo. ¿Nos podrás compartir algunos detalles y tu opinión sobre este fenómeno?

MARÍA ¡Nos encanta que así sea!

Ahí es cuando la arquitectura toma su valor universal, es una expresión, un lenguaje construido que habla a todo el que quiere escuchar. La naturaleza, las poblaciones o ciudades y la arquitectura son los elementos que acompañan a la humanidad toda su vida; Esos espacios abiertos o cerrados, nos definen, nos hacen sentirnos en casa, llenan nuestros recuerdos de cada etapa de la vida. Aprender a comprenderlos es el ejercicio amoroso que debemos de hacer con nuestros familiares y amigos y en segunda instancia, procurar (pro-curar) nuestro entorno. El conocimiento abre infinidad de puertas de cambio y esperanza.

En Fundarqmx tratamos de que todo lo que hacemos sea en un lenguaje lleno de sabiduría y contenido pero con una transmisión fácil de comprender, sin erudición o poses, con un total aprecio y amor por lo valioso de la arquitectura y el urbanismo en México. Por ello, nos alienta el ver que nos siga un público diverso, que vayan a un recorrido por la ciudad niños de 3 años a ancianos de 90 años ¡nos encanta! O, que nos escuchen en una conferencia con el mismo aprecio Abogados, Ingenieros, Psicólogos, Comunicólogos, Amas de Casa o Técnicos y de otros Oficios; que participen en concursos estudiantes y profesionales expertos, y que se combinen todos los perfiles nos motivan aún más a ser mejores al transmitir el mensaje.

Por eso todos en FUNDARQMX nos sentimos extremadamente honrados con el Premio “Medalla en Artes al Patrimonio Arquitectónico” recibido este año por el Congreso de la Ciudad de México, como aliciente a nuestra labor constante y generosa en la temática.

ERES Eres una mujer empoderada y exitosa en tu área profesional. ¿Nos podrás platicar si en las áreas en las que te has desempeñado, desde que estudiaste, en tu despacho de arquitectos y en tu Fundación consideras que has tenido que enfrentar retos específicos por el sólo hecho de ser mujer?

MARÍA ¡Gracias!

Mi mamá siempre me decía ¿De dónde sacaste ese carácter? ¿esa fuerza para hacer, decir?

Parece que no se daba cuenta que ¡de ella!

Una mujer que pierde a su padre a los 2 años, que pierde a su madre a los 6, que no tiene dinero, ni casa propia, más que espacios eventuales en renta, cuartos, pensiones. Terminar la primaria y empezar a trabajar -aún menor de edad- para sostenerse. Pasar de un trabajo a otro, hasta encontrar la posibilidad de desempeñarse por 30 años como secretaria ejecutiva y ser constante y responsable en ello hasta su jubilación. Hacerse de un patrimonio que pagaría con su propio trabajo por décadas. Quedarse sola al frente de sus hijos adolescentes, procurarles todo ¡y amor!

¡Qué más admiración y ejemplo de ver de lo que son capaces las mujeres!

Mi caso es más sencillo que el de ella, un entorno afortunado y amoroso ¡que me dio libertad de ser quien soy! Acompañada en el esfuerzo y los avatares de la vida cotidiana, con el gran consuelo de saber que contaba con ella para el consejo y el impulso. ¡Qué más fortuna!

A pesar de ser mujer y la más pequeña, jamás sentí un trato preferencial; el castigo era parejo, la responsabilidad era pareja y las oportunidades eran las mismas para mí que para mis hermanos.
Se me pedía ser fuerte para enfrentar las adversidades y siempre sentí que contaba con ellos -aunque fuera apoyo moral-, ¡tan fundamental para la fortaleza humana!

Siempre estuve en colegios mixtos, donde la mujer tenía la misma voz que el hombre, la misma oportunidad de exponer, de ganar, de triunfar, de ser y hacer. E incluso el respeto a la mujer se reiteraba una y otra vez.
La “actitud” de las personas ante cualquier situación, es la que marca la diferencia. Pienso que ni los estudios, ni los recursos económicos, ni el entorno “define” a las personas. Sin duda, son “facilitadores” pero ¡ni una ni otra son limitantes para hacer y bien lo que seas capaz!

Ejerciendo la arquitectura también siempre he sentido el apoyo y respeto de mis trabajadores. El único reto que quizás sentí al inicio de ejercer la carrera, era el que me cuestionaran “¿tú vas a hacer esa obra? ¿Pero qué sabes?” “¿Tú vas a ser mi maestra?” pero bastaba responder que “Si” para ir ganando con el ejemplo, el respeto, la confianza y la credibilidad.

ERES Te admiramos y te consideramos una gran representante del empoderamiento femenino y estamos seguros que puedes ser ejemplo e inspiración para contribuir al empoderamiento de muchas mujeres y niñas. ¿Qué consejos o palabras podrías compartir no sólo a esas mujeres y niñas, sino a toda la sociedad en general, sobre la importancia y necesidad de la equidad de género y del empoderamiento de la mujer y sobre algunas acciones que se pueden hacer para lograrlo?

MARÍA ¡Cree en ti, ámate, sigue el camino que te mueve! Si algo te gusta acércate a ello, prepárate, estudia lo que tengas que aprender para ser la mejor y disfruta hacerlo.

Que nada detenga tus sueños (¡te sorprenderás! pero muchas personas -incluso por amor- pueden hacerte creer que ese no es el camino). Sigue tu instinto, casi siempre lo acompaña el camino del bien, de lo justo, de lo transparente, del esfuerzo y los logros te dan la respuesta. Pero eres tú, el mayor motivador para seguir adelante y puedes ser el mayor lastre por eso ¡date cuenta de cómo llevas adelante tu vida!

Da Vinci decía que era “Dios quien daba los talentos, pero a cambio exigía la fatiga”, cuando sepas el camino de tu vida, síguelo y esfuérzate por conseguirlo. Por lo general ese esfuerzo culmina en recompensa.

¡Feliz el día en que sepas quién eres, a dónde vas y qué quieres! Ese día ¡ya nada te detendrá!

Todos por ellas

Todos por Ellas

Todos por Ellas es una propuesta de ERES para contribuir al empoderamiento de mujeres vulnerables que prestan servicios domésticos para incorporarlas al mercado laboral formal.

A través de Todos Por Ellas, buscamos implementar una alianza entre ciudadanos, sociedad civil organizada, empresas y gobierno para incorporar a aquellas mujeres que prestan servicios domésticos de manera informal, al mercado laboral formal, mediante la creación de una plataforma virtual (sitio y aplicación) cuyo objetivo será comunicar a los empleadores las ventajas jurídicas, fiscales y laborales que esto generaría no sólo a sus empleadas, sino a ellos mismos y a la sociedad en general, estableciendo también, un sistema de recompensas comerciales (descuentos, promociones, puntos, etc.) proporcionados por prestadores de bienes y servicios aliados, como tiendas y almacenes de prestigio, supermercados, tiendas de ropa, restaurantes, hoteles y muchos más que beneficien a los patrones como recompensa por asumir su responsabilidad, así como a las empleadas domésticas regularizadas laboralmente. Con esta plataforma contribuiríamos no sólo a empoderar a las beneficiarias sino también fomentaríamos la cohesión social.

Vidas Robadas en Latinoamérica: embarazos forzados en niñas y adolescentes.

por Melissa Ramírez.

Niñas, No Madres. Esta afirmación puede parecer obvia para muchos. Pero para miles de niñas en América Latina, no lo es.  

La problemática que viven las víctimas de violencia sexual y maternidad forzada es una situación que ha estado en la mira de instituciones defensoras de los Derechos Humanos desde hace mucho tiempo, y ha adquirido mayor vitalidad debido a las protestas recientes de mujeres con pañuelos verdes que reclaman la legalización del aborto.

Hoy en día, es imposible decir cuántas niñas se embarazan producto de abuso sexual. El Centro de Derechos Reproductivos (CRR, por sus siglas en inglés), una organización internacional dedicada a la defensa de estos derechos, señala que hay cientos de casos de niñas embarazadas tras ser violadas en América Latina, pero no suelen tener difusión.

No obstante, sí existen algunos datos elocuentes que dan cuenta de la gravedad de la situación. En primer lugar, está un informe de la ONU que señala que América Latina es la segunda región con mayor maternidad infantil después de África. Organizaciones como el CRR atribuyen esto, entre otros factores, a los altos índices de violencia sexual.

Por si fuera poco, a la mayoría de las niñas que se embarazan a causa de una violación sexual, se les niega la atención médica para acceder a un aborto legal en los países donde éste se permite, y en los países donde no, se les obliga a tener a sus hijos.

Es importante recalcar que el embarazo infantil forzado es todo aquel acontecido en niñas de 9 a 14 años, entendiendo que “una niña menor de 14 años queda embarazada sin haberlo buscado o deseado y se le niega, dificulta, demora u obstaculiza la interrupción del embarazo”, tal como se reporta en el documento “Niñas Madres: Embarazo y maternidad infantil forzada en América Latina y el Caribe” (2016).

Este embarazo puede ser producto, en su mayoría, de una violación sexual o provenir de una relación sexual consensuada con alguien de su edad en la que la niña no conocía las consecuencias o, en todo caso conociéndolas, no pudo prevenirlas por falta de acceso a educación sexual, a métodos anticonceptivos y a anticoncepción de emergencia.

Situación actual

Aunque todas las mujeres y las niñas están expuestas al riesgo de ser víctimas de violencia sexual, la intersección de diferentes características o factores contextuales como la pobreza, etnia, discapacidad, estatus migratorio, situación de desplazamiento, entre otros, aumentan su vulnerabilidad y las condiciona a enfrentar barreras adicionales para acceder a la justicia o a servicios de apoyo.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, señalan dentro de sus prioridades la necesidad de resolver la situación de discriminación y desigualdad de género que viven muchas mujeres y niñas en todo el mundo.

El ODS3 “Salud y Bienestar” tiene como principales retos, combatir esta desigualdad de género que socava sistemáticamente el acceso de mujeres y niñas a la atención sanitaria, por razones que incluyen la existencia de menores recursos financieros y limitaciones en su movilidad. Además, el embarazo y el parto representan riesgos específicos. En todo el mundo mueren cada día 840 mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto que podrían haberse evitado.

Esta problemática se ve agravada por las cargas adicionales impuestas por las disparidades de género, que limitan la capacidad de niñas y adolescentes para mantenerse en buena salud. Entre estas disparidades figuran las largas horas dedicadas al trabajo doméstico, la inseguridad de los entornos laborales y la violencia de género, situaciones para las que los mecanismos de prevención y de protección resultan a menudo inadecuados.

Por otro lado, el ODS5 “Igualdad de género” toma en cuenta todas las dificultades que la inequidad de género provoca en la vida de las mujeres y niñas. De esta manera, dentro de sus metas se encuentra la de garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos.

Consecuencias

Es claro que la violencia sexual y las maternidades forzadas representan graves consecuencias en la vida de las niñas latinoamericanas y graves violaciones a sus derechos, quienes se ven forzadas a renunciar a sus sueños y a la oportunidad de vivir su infancia.

Aunado a esto, en algunos países de América Latina, el aborto es legal, con lo que se busca evitar un riesgo en la salud o en la vida de la mujer. Sin embargo, en muchos casos en esta región, los Estados no solo fallan en proteger a las niñas de la violencia sexual, sino que además las obligan a continuar con el embarazo y les imponen la maternidad. Esta realidad se agudiza en los países como El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, en los que el aborto está penalizado en todas las circunstancias.

En México, el aborto es un tema de legislación local y no federal. Por lo tanto, existen entidades de la República Mexicana en la que se permite el aborto y otras en donde se sigue considerando como un delito. Aunado a esto, La ONU señala que en sólo México aproximadamente 32.8% de las adolescentes de entre 15 y 17 años ha sufrido alguna forma de violencia sexual en el ámbito comunitario, de manera que, si este abuso resulta en un embarazo, sólo en algunas entidades se podría proporcionar el servicio médico para un aborto seguro y legal.

No olvidemos el impacto profundo en la salud física, emocional y social de los embarazos forzados en niñas y adolescentes. En primer lugar, el riesgo de muerte materna es cuatro veces mayor entre las adolescentes menores de 16 años. Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las complicaciones en el embarazo y el parto son la principal causa de muerte entre las adolescentes en países en vías de desarrollo.

La investigación, Vidas Robadas, publicada por Planned Parenthood Global describe cómo el embarazo no solo implica un riesgo evidente a la salud física de las niñas, sino también está asociado a elevados niveles de depresión, angustia, ansiedad y el trastorno total de sus vidas, incluyendo el abandono de los estudios, situación que afecta de manera desproporcionada a las niñas que de por sí ya enfrentan discriminaciones estructurales vinculadas a su grupo étnico o sus condiciones socioeconómicas.

Conclusión

Es importante hacer conciencia sobre la situación tan difícil que se vive en Latinoamérica. Así como buscar formas de poner fin a los círculos de discriminación, violencia y pobreza que generan estos embarazos y maternidades forzadas en niñas y adolescentes.

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen una guía y un compromiso para los países en materia de las metas que se tienen que lograr. En específico, los ODS1, ODS3, ODS4, ODS5, ODS10 y ODS16 buscan eliminar todo tipo de desigualdades y garantizar el acceso de todas las personas a sus derechos humanos.

Por eso es tan importante no sólo estar de acuerdo con los ODS sino llevar a cabo estrategias y programas encaminados a resolver estas problemáticas que tanto nos aquejan. Debemos poner fin a la pobreza, a la falta de servicios de salud, de educación y a toda clase de acciones que perpetúen las desigualdades y la injusticia, que ocasionan situaciones como las de las niñas que deberían seguir siendo niñas y no madres.  

Referencias

  1. https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150512_america_latina_embarazos_ninas_violadas_vs
  2. https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html
  3. https://www.unicef.org/mexico/comunicados-prensa/onu-m%C3%A9xico-hace-un-llamado-eliminar-todas-las-formas-de-violencia-sexual-contra#_ftn4
  4. https://www.plannedparenthoodaction.org/communities/planned-parenthood-global/stolen-lives
  5. https://abortar-mexico.mx/mis-derechos/servicios-de-salud-sexual/aborto-en-mexico/
  6. https://elpais.com/sociedad/2019/05/28/actualidad/1559066398_756836.html
  7. http://revistaanfibia.com/ensayo/ninas-madres/
  8. Panorama Estadístico de la Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes. UNICEF, 2019.

Entrevista a Marcela Barreiro

Marcela Barreiro.

Marcela Barreiro es licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, cuenta con un posgrado en Derecho Internacional y Comercial, y uno en Ley Financiera, ambos por la Universidad Panamericana. Y cuenta con una Maestría en Derecho de los Negocios por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Desde junio de 2019 se desempeña como Directora de Recursos Humanos en Daimler Trucks México, donde lidera las estrategias para los casi 8 mil empleados de la compañía en México, siendo uno de sus principales enfoques el de Diversidad e Inclusión. En el pasado mes de marzo formó parte de la lista de las 100 Mujeres más Poderosas en los Negocios por la revista Expansión.

Antes de encabezar el área de Recursos Humanos, Marcela fue Directora de Asuntos Jurídicos y Secretario México en Daimler, donde fue reconocida como una de las 100 mejores asesoras legales de alta dirección interna en jurisdicción en México por GC Power List de The Legal 500, que enlista a las mejores firmas de abogados en el mundo, así como a los abogados – pertenecientes a corporativos – de mayor influencia en cada país.

Con este ejercicio inauguramos una serie de entrevistas que realizaremos en ERES, a mujeres empoderadas, talentosas y destacadas en diversos sectores como el cultural, empresarial, académico, comunitario, público, ciudadano y el sector de la sociedad civil organizada, para que nos compartan sus opiniones, experiencias y trayectorias, a manera de poder contar con elementos para poder analizar desde el punto de vista práctico, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 (ODS5): Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer y difundir el trabajo interdisciplinario y multisectorial que se requiere para colaborar corresponsablemente para su cumplimiento.

Tuvimos el privilegio de contar con la disposición de Marcela Barreiro quien no dudó en aceptar nuestra invitación. En esta entrevista platicamos con Marcela sobre temas relacionados con el ODS5 desde la perspectiva del sector empresarial, de acuerdo a su trayectoria y experiencia y tocamos interesantes temas como: techo de cristal, relación de las mujeres con su familia y su trabajo e incluso el impacto de la pandemia COVID-19 en su empresa y colaboradores. Encontramos que la organización en la que Marcela presta sus servicios, practica hacia su equipo de colaboradores, principios, valores y buenas prácticas en materia de Responsabilidad Social Corporativa, que se ven reflejadas en este caso en normas y políticas que abonan a la Igualdad de Género y al Empoderamiento de la Mujer en la Organización. Los invitamos a disfrutar de esta entrevista, como en ERES lo hicimos, y creemos que como resultado de esta entrevista, Marcela contribuye valiosamente al importante espacio que requerimos toda la sociedad, para reflexionar sobre la capacidad de las mujeres y la necesidad de su empoderamiento efectivo, objetivo al cual nuestra entrevistada sin duda inspira.

ERES Estudiaste Derecho y te desempeñaste mucho tiempo en esta área. Por casi 6 años fuiste Directora Jurídica de Daimler México. ¿Nos podrás compartir algunos de los retos que enfrentaste como abogada, bajo la perspectiva de género por ejemplo en juicios, en negociaciones y en la parte corporativa?

MARCELA Como abogada, más de una vez me he enfrentado a momentos donde algún cliente pide hablar con un abogado y al tomarle la llamada, he recibido el comentario de: “Quiero hablar con un abogado señorita”. Hay personas a las que les cuesta trabajo negociar o escuchar consejo de mujeres. Cuando me ha tocado vivir algo así, no me canso de señalar el trato diferente (no siempre es negativo, simplemente diferente), para que ambas partes podamos hacer conciencia del por qué y tratar de encontrar la mejor forma de comunicarnos, sin que el género sea un obstáculo.

A pesar de que la carrera de Derecho cuenta con un número igual o superior en género de mujeres, al llegar a niveles altos en las organizaciones, podemos notar que solamente pocos de esos puestos son ocupados por mujeres. Ello, genera en ocasiones, que a la gente le cueste trabajo aceptarlo. Mi reacción ha sido seguir trabajando e insistiendo en los temas que debo llevar en representación de mi cargo y al final esos retos y momentos de adaptación hacen que las cosas fluyan. Toma tiempo, pero no es imposible.

ERES El término de techo de cristal se ocupa de manera cotidiana en temas sobre empoderamiento de la mujer ¿Nos podrás explicar a qué se refiere y darnos algunos ejemplos que en tu carrera hayas enfrentado al respecto? ¿Nos compartirías algunos consejos para contrarrestar este fenómeno como empleada o colaboradora en una organización?

MARCELA El término de techo de cristal se refiere a la limitación tácita de la posibilidad de las mujeres de ascender a mejores puestos en las organizaciones. Es invisible porque no es que haya un acuerdo que lo establezca, pero sucede en la realidad y limita el desarrollo profesional de las mujeres.

Me ha tocado ser testigo de momentos en que hombres apoyan inconscientemente en mayor porcentaje el desarrollo profesional de los hombres, que el de las mujeres. Se inclinan por apoyar y buscar ayudarlos más a ellos que a ellas. En múltiples ocasiones es por estigmas o estereotipos que cada quien tiene. Puede ser por empatía o por mayor afinidad. En todos los casos, debemos luchar por erradicar estas situaciones y la mejor manera de hacerlo es hablarlo, generar consciencia, capacitar a las personas en puestos de toma de decisión en temas de inclusión y de eliminación de estereotipos, y hacer ejercicios de autoreflexión muy puntuales para darnos cuenta de los prejuicios inconscientes que marcan muchas de nuestras decisiones.

Es importante mencionar también, que el número tan reducido de mujeres en niveles gerenciales altos en el ámbito laboral, no solo está relacionado con ese techo de cristal, también obedece a actitudes o decisiones tomadas directamente por las mujeres, en donde encontramos a menudo, poca disposición para ocupar puestos altos, por miedo, falta de competencia, decisiones familiares o personales y muchas otras que mantienen de manera voluntaria, a las mujeres en una zona de responsabilidad menor.

ERES Algunas mujeres, piensan en no tener hijos, pues consideran que de alguna manera esto puede obstaculizar su situación laboral. ¿Consideras que esta concepción es adecuada? ¿Es incompatible desempeñar adecuadamente el papel de madre con el de empleada, empresaria o colaboradora?

MARCELA El tema de las mamás trabajadoras es un tema complicado. No hay reglas y siempre veremos diferentes situaciones, ya que lo que para algunas funciona, para otras no. Aun así, no podemos dejar de ser realistas y ver el tema de manera general. Tener hijos cambia prioridades y nos absorbe mucho tiempo, que no podemos destinar al trabajo (por lo menos no al mismo tiempo). En una sociedad como la mexicana, la responsabilidad de los hijos, en su mayoría, recae sobre las mujeres. Muchas mujeres deben encargarse física y económicamente de sus hijos y eso conlleva a un estancamiento laboral. Hay muchas otras, que eligen esperar (ese fue mi caso), consolidar su carrera, crecer y después empezar una familia. En mi caso, mis hijos no fueron un obstáculo en mi carrera y en Daimler apoyamos a las mujeres en estas condiciones. Hay otros casos, en los que las mismas mujeres prefieren dedicarse a su familia y no tienen como prioridad el crecimiento laboral.

Todos los casos son respetables, pero mi consejo para aquellas mujeres que quisieran crecer y que a la vez quieran tener familia, sería que busquen una empresa donde apoyen este tipo de situaciones, que tengan programas que les permitan ser las dos cosas y que, por otro lado, busquen un equilibrio en su casa, para que puedan repartir las responsabilidades familiares y ellas tengan tiempo para balancear su vida laboral y la personal. También, que sean ellas las que definan su momento y su crecimiento. Enfocarse cada quien en sus necesidades y balanceando nuestro entorno, es la clave del éxito.

En estos momentos de crisis, a causa del COVID-19, hemos podido constatar que hay múltiples profesiones y empresas, en las que podemos trabajar vía remota, eso abona para el crecimiento laboral y profesional.

ERES ¿Has notado y/o experimentado cambios en el tema de Equidad de Género en México en los últimos años? De ser así ¿nos podrás platicar algunos?

MARCELA Los he notado en mi entorno, en Daimler, la empresa en la que trabajo. A nivel país estamos tristemente muy lejos de una meta aceptable. Por ello, la necesidad de habernos manifestado el pasado 8 y 9 de marzo de 2020, exigiendo ser escuchadas, respetadas, que se reconozca el importante rol que las mujeres juegan hoy por hoy en nuestra sociedad y el gran valor que aportan a las organizaciones.

En mi empresa tenemos avances cada mes en estos temas. Implementamos políticas, recomendaciones, cursos y buscamos sensibilizar a todo el entorno con estos temas de equidad de género. Hay cápsulas y comunicación de nuestros líderes, donde reforzamos la importancia de tener una equidad de género y como eso se traduce en una empresa sana, más competitiva e innovadora y con personas felices.

ERES Colaboras en Daimler México, que forma parte de una organización trasnacional. ¿Notas diferencias importantes en temas de Equidad de Género, a nivel social, cultural, económico y político en los distintos países en los que opera la organización? ¿En qué lugar consideras que se encuentra México al respecto?

MARCELA En Daimler los temas de Equidad de género forman parte del ADN de la empresa. El cumplimiento de esos temas, es obligación de todos conforme a nuestro Código de Integridad, mismo que es aplicable a toda la familia Daimler, en todos los países del mundo. El avance en materia de Equidad de Género en los últimos años ha sido verdaderamente relevante. Aun cuando el Respeto es uno de nuestros 4 valores, enfocarnos en la Equidad de Género, ha sido trabajo de los años más recientes. México, al igual que los demás países tiene políticas y prácticas 100% incluyentes. Sin embargo, todavía vemos pocas mujeres en los niveles altos, en todos los países. Las razones son diversas, pero es un tema que estamos analizando e impulsando para ver cambios en el mediano plazo.

ERES Actualmente eres Directora de Recursos Humanos en Daimler Trucks México. ¿Nos podrás platicar el número de colaboradores con que cuenta la organización, en dónde están ubicados a nivel nacional, el tipo de actividades en las que se desempeñan y, particularmente nos interesaría saber si nos puedes comentar aproximadamente cual es el porcentaje de colaboradoras mujeres y de colaboradores hombres?

MARCELA En Daimler Trucks México tenemos alrededor de 8 mil empleados, considerando dos Plantas productivas, el Corporativo, Almacén de partes y Remanufactura de motores.

El porcentaje de hombres y mujeres es diferente dependiendo de las localidades, pero en números totales, sin considerar el trabajo de fabricación, tenemos aproximadamente 29% de mujeres y 71% de hombres. Todavía tenemos camino por recorrer, pero se han logrado avances importantes.

ERES Sabemos que es sueño de muchas mujeres el poder incidir en las políticas de equidad de género y empoderamiento de la mujer dentro de una organización de las características de Daimler México, pero a la vez reconocemos que es un gran reto. ¿Nos podrás platicar algunas propuestas que hayas presentado y/o puesto en marcha en tu organización para contribuir con el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 (ODS5): Igualdad de Género y Empoderamiento de la mujer desde el sector empresarial?

MARCELA En efecto, es un sueño lograr cambios, influir en la vida de las personas y principalmente crear conciencia en temas de Equidad de Género. Nada de lo que he logrado dentro de la organización en estos temas, lo he hecho sola. Soy afortunada de haber estado rodeada de gente apasionada por esos temas con ideas creativas y con ganas de lograr ese cambio. Un ejemplo padrísimo y que ha tenido un impacto importante, fue la creación de personajes que representen a grupos prioritarios. Esos personajes los fuimos lanzando con características particulares, para tratar de llegar a toda la población de la empresa y que se sintieran identificados. Los personajes mandan mensajes, son los que nos dan cápsulas de temas de diversidad y visualmente nos hacen pensar en lo relevante de la Inclusión.

Además, tenemos implementados cursos para capacitar en temas de Diversidad e Inclusión. Programas de Mentoring y Coaching para sensibilizar a los líderes en esos temas, y a su vez, para impulsar a las mujeres a tomar las riendas de su carrera e impulsarla.

Asimismo, estamos seguros que el uso del lenguaje incluyente es una de las bases para empezar a visibilizar la importancia del rol de la mujer en la sociedad actual, y es por eso que en nuestras comunicaciones ya es una prioridad.

Contamos con un Comité de Diversidad e Inclusión donde uno de sus pilares es el de Equidad de Género, de reciente creación, que funge como una plataforma de escucha de las necesidades de las personas que conforman Daimler, para empezar a dirigir los esfuerzos con esas expectativas y de la mano con el personal.

Nuestro compromiso también está en resaltar el rol tan importante que tienen muchas mujeres en nuestra organización a través de campañas de comunicación que cumplen un objetivo adicional: demostrar a las mujeres allá afuera, a las jóvenes que quieren estudiar una carrera con base de ingeniería o cualquier otra, que sí se puede y que lo estamos logrando en Daimler.

También hemos empezado a detonar alianzas con organizaciones como la COPRED, buscando enriquecer nuestras estrategias con una perspectiva más amplia y mejor enfocada en las necesidades de nuestra sociedad, por lo que también participamos y nos mantenemos activos en foros que donde se analizan estos temas desde una perspectiva empresarial.

ERES Cambiando un poco de tema. Llevamos ya meses con la crisis originada por la pandemia del COVID19. ¿Cómo ha impactado esta situación a Daimler desde el punto de vista de sus actividades y las de sus colaboradores? ¿Nos podrás comentar algunas acciones que hayan tenido que implementar para responder a esta situación dentro de la organización?

MARCELA La crisis nos ha enseñado a ser creativos y a encontrar diferentes formas de solucionar la vida laboral. El impacto financiero a nivel mundial ha sido muy alto. Se cerraron comercios, empresas e industrias completas y eso tiene y tendrá repercusiones en la economía nacional.

En Daimler, además de implementar el trabajo en nuestras casas, nos enfocamos con mucha atención en la salud emocional de nuestros empleados a través de pláticas, webinars y teléfonos de contacto para apoyar psicológicamente a la gente. La ansiedad y la angustia son sentimientos recurrentes en este tipo de crisis y para nosotros es imprescindible atenderlos.

ERES Al día de hoy no sabemos con certeza cuándo y de qué manera podríamos considerar haber vencido la situación generada por la pandemia. Nos parece ingenuo pensar que todo volverá a ser igual. ¿Nos podrás comentar algunas situaciones específicas, tanto positivas como negativas, que hayas detectado que serán consecuencias permanentes de la llamada “nueva realidad” desde el punto de vista del sector empresarial?

MARCELA Estamos en el momento de reaccionar rápido y de implementar cambios a corto, a mediano y a largo plazo. Si algo aprendimos de la crisis, es que las cosas pueden hacerse de forma diferente, como por ejemplo trabajar vía remota y aun así tener iguales o mejores resultados. Esta crisis tendrá impacto en la forma en la que convivimos y nos comunicamos con los demás colaboradores, cambiará la forma en la que vendemos y como nos acercamos a los clientes, en fin, habrá impactos en todas las áreas y en los procesos. Es un gran momento para replantearnos hacia dónde vamos y cómo lo vamos a hacer.

ERES Por último. ¿Crees qué es útil y efectivo el ODS5 para contribuir al empoderamiento de la mujer? ¿Crees que es posible influir e inspirar personas favorablemente en este tema? ¿Nos podrás compartir alguna experiencia al respecto?

MARCELA Por supuesto que creo que el ODS 5 es relevante para lograr la Equidad de Género y buscar esa igualdad de oportunidades para las mujeres en todos los ámbitos.

Hace un año me invitaron a dar una plática en la Planta de Tractocamiones Freightliner que tiene Daimler en Saltillo. El tema: Empoderamiento de la Mujer. Como bien sabemos, la industria automotriz y en específico en las Plantas de Manufactura  predomina un ambiente muy masculino, donde la presencia femenina sigue siendo menor.

Me enfoqué en darles una charla, sensibilizando la importancia que tiene para nosotras ser las responsables de nuestro crecimiento. Hablé de ejemplos y de situaciones en las que solo nosotras podemos hacer una diferencia, en lo individual y como un grupo unido.

Principalmente les hablé de la Culpa que siempre tenemos las mujeres y que muchas veces, es lo que nos paraliza. Cuando regresé a mi casa, recibí un correo de una de las asistentes a mi plática, agradeciendo mis palabras y lo que les transmití. Me dijo que ese día iba decidida a renunciar, pero pudo ver lo que ella siente, le pasa a muchas más y que a veces hay que luchar para encontrar un equilibrio personal y profesional. Me compartió que salió completamente motivada, que no dejaría su trabajo y que lucharía por lograr crecer y mantener a flote sus responsabilidades personales y familiares. Ese correo llenó mi corazón y ese día reafirmé lo que siempre digo cuando hablo de estos temas de Diversidad e Inclusión: “Si de todas las acciones y todas las palabras que digo, logro tocar a alguien y tengo un impacto, ya todo valió la pena”.

Hablemos del racismo en México

Por Melissa Ramírez

Todos hablamos del racismo. Hablamos del racismo en Estados Unidos y del movimiento Black Lives Matter. Todos nos sumamos a las protestas digitales y nos indignamos de las atrocidades que se cometen en contra de la población afroamericana.

Todos hablamos del racismo, pero ¿sabemos cómo se presenta este problema en México?

El racismo está en nuestras raíces

Estados Unidos tiene una larga historia de lucha contra el racismo. Desde la primera vez que Rosa Parks, una mujer afroamericana, decidió no cederle su lugar en el autobús a una persona blanca a pesar de ir en contra de la ley, pasando por Martin Luther King dirigiendo un movimiento inspirador por los derechos igualitarios de los afroamericanos, hasta las protestas recientes por el asesinato de George Floyd, los norteamericanos cargan en su historia esta lucha contra la esclavitud, la segregación y la violencia.

Por otro lado, cuando los españoles llegan a conquistar el territorio americano, surge el mestizaje como una raza nueva, celebración de los dos mundos que se combinan. A diferencia de la violencia visible que ha afectado a los afrodescendientes en Estados Unidos, en nuestro país no ocurre de la misma manera y “así, hemos vivido con la convicción idealizada de que México no es ni racista ni xenófobo, porque nos formamos sobre la base de una supuesta integración racial y étnica; pero esto es falso, ya que nuestro paradigma identitario tiene una base racializada1.

Octavio Paz lo retrata en El Laberinto de la Soledad, haciendo un análisis profundo desde el origen de la nación, así como el reflejo y consecuencias de la mezcla de las culturas española e indígena. En su obra, Paz menciona que aquellas razas víctimas de un poder extraño cualquiera (los negros norteamericanos, por ejemplo), entablan un combate con una realidad concreta, es decir la esclavitud, la segregación y la directa negación de sus derechos como seres humanos.

Sin embargo, en la ideología mexicana, se ha engendrado de manera silenciosa un resentimiento a las figuras ya tiempo atrás olvidadas de los conquistadores españoles. Fantasmas a los que castigamos y culpamos de nuestras realidades.

Para el doctor Felipe Gaytán Alcalá2, investigador de la Universidad La Salle, el racismo es algo generacional y cultural en México, que está presente desde la Conquista y la Colonia, pasando por el periodo de la Independencia y luego por el Porfiriato; y en el siglo XX, con los procesos de migración del campo a la ciudad y la incorporación de las comunidades indígenas al desarrollo nacional.

A pesar de esto, el racismo es un tipo de discriminación de la que no se habla en nuestro país. Parece que se ha vuelto invisible y se ha normalizado esta conducta a tal grado que muchos mexicanos piensan que no existe.

¿Pandemia de discriminación?

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS)3 2017, la población indígena a partir de los 12 años, se estima en 10 millones de personas, de las cuales casi el 50% percibe que sus derechos son poco o nada respetados.

Esa misma encuesta se hace visible el hecho de que el 63% de los mexicanos con tono de piel oscuro o intermedio tienen ingresos bajos, así como que el 20% no tiene un alto nivel de escolaridad y sufre de la falta de empleo. Además, la doctora Olivia Gall investigadora de la UNAM, reporta que la población los hablantes de alguna lengua indígena y los afrodescendientes son los que ocupan la escala más baja en términos de educación, pobreza, salud y servicios en la vivienda.

Ahora estos grupos indígenas mexicanos, afromexicanos y mujeres, ya heridos por la desigualdad, son los más vulnerables frente a la pandemia de COVID-19. La población indígena afectada por el coronavirus tiene un índice de letalidad 2 veces mayor que la del resto de la población4.

La prensa ha registrado, además, que algunas comunidades indígenas de Chiapas no han recibido información alguna sobre la pandemia o que la campaña sanitaria no está en su lengua materna, y otras de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, denuncian que no pueden cumplir las medidas sanitarias porque carecen de agua.

Esta falta de reconocimiento de los derechos humanos y libertades básicas a las comunidades indígenas y afromexicanas, simplemente por pertenecer a un sector de la población, constituye discriminación y es un tema perjudicial para la sociedad, pues contribuye a la desigualdad, injusticia y violencia.

¿Cómo abordamos el problema?

Es claro que el racismo en México existe, y lo podemos ver en nuestras vidas cotidianas. Se nos presenta cuando a Ali Roxox, estudiante de doctorado en el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, es echada de una cafetería tras ser confundida con una vendedora ambulante5.

Lo podemos ver cuando a Yalitza Aparicio6, actriz principal en la película ROMA de Alfonso Cuarón, es criticada por sus raíces indígenas en redes sociales por presentarse en las alfombras rojas, ser la portada de revistas y por convertirse en una celebridad de talla internacional.

Incluso la mayoría de nosotros practicamos este tipo de discriminación al no valorar adecuadamente el trabajo artesanal indígena y regatear siempre que hay oportunidad. Lo decimos en conversaciones del día a día al hablar de “nacos” o “indios” de forma despectiva, y en muchas otras formas.

Por esto, hacer visible la discriminación en México y sus conductas más comunes, es imprescindible para comprenderla y modificarla, de ahí la necesidad de contar con información que permita identificar a qué grupos de la población afecta en mayor medida.

Ahora bien, los movimientos sociales que han estallado en todo el mundo para clamar “Black Lives Matter” deben ayudarnos a esparcir un poco de luz en los problemas de discriminación, racismo y violencia en muchos otros lugares del mundo.

La discriminación existe y se presenta de muchas maneras en nuestro país. Es un problema sistematizado que afecta a la población indígena, a la afrodescendiente, a personas con discapacidad, por su religión, orientación sexual, por edad y por género, entre muchas otras.

Finalmente, podemos acercarnos a resolver el problema a través de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), ya que, estos son un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad por igual.

Tanto en el ODS 5 que busca lograr la Igualdad de Género7, y el ODS 10 para la Reducción de las Desigualdades8, consideran que poner fin a las brechas es básico para lograr el desarrollo sostenible de todos los países en los ámbitos social, económico, político y ambiental.

De esta manera, es necesario adoptar políticas sólidas que empoderen a las personas de bajos ingresos y promuevan el acceso a la educación, a la salud, la inclusión económica de todos y todas, independientemente de su género, raza o etnia.

Al conocer e incorporar estos objetivos en nuestra vida diaria, en nuestros negocios, empresas y al exigir a nuestros gobiernos para que se cumplan en el sector público, estaremos yendo un paso más allá en esta lucha contra el racismo, la desigualdad y la discriminación en México y en el mundo.

Referencias

  1. https://diariodechiapas.com/a-and-s/mas-vulnerables-al-covid-19-mujeres-indigenas-y-afromexicanos/127693
  2. https://www.washingtonpost.com/es/post-opinion/2020/05/13/mexico-atropella-los-derechos-de-indigenas-y-defensores-ante-el-coronavirus/
  3. https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/enadis/2017/doc/enadis2017_resultados.pdf
  4. https://www.reporteindigo.com/piensa/racismo-una-pandemia-silenciosa-tambien-en-mexico-discriminacion-pueblos-indigenas/
  5. https://www.proceso.com.mx/357788/echan-de-una-cafeteria-a-indigena-estudiante-de-doctorado-tras-confundirla-con-una-vendedora-ambulante
  6. https://www.nytimes.com/2020/05/23/opinion/roma-mexico-workers-rights.html
  7. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/gender-equality/
  8. https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals/goal-10-reduced-inequalities.html

El Voluntariado y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El sistema económico actualmente dominante a nivel global se encuentra enfocado al crecimiento económico a costa de todo sin considerar en su justa dimensión los aspectos sociales y medioambientales. Este enfoque implica que el crecimiento económico y su parámetro de medición, el Producto Interno Bruto, nos muestra el crecimiento económico de una economía, sin embargo esta medición no nos muestra nada acerca de la distribución del ingreso entre la población, asimismo el mencionado sistema ha fomentado y sigue fomentando una distribución muy desigual de los ingresos en la población, distribución en la cual a nivel global, el 1% de la población concentra el 82% de la riqueza global y ha generado un daño severo al medio ambiente, poniendo en peligro variedad de especies de plantas y animales, incluyendo a la propia humanidad, situando en riesgo no sólo la sustentabilidad de los recursos para las generaciones futuras, sino incluso para las actuales generaciones.

      Necesitamos transitar hacia un sistema que aunque fomente el crecimiento económico, lo haga, contemplando las dimensiones social y medio ambiental, es decir, que al mismo tiempo, se centre en el fortalecimiento del tejido social a través de la inclusión y en el cuidado y respeto del medio ambiente y que se construya a través de instituciones políticas y económicas inclusivas que funcionen bajo principios de transparencia y buena gobernanza.  Dentro de estas instituciones inclusivas debe de considerarse un robusto sistema correlativo de derechos y obligaciones propios de una ciudadanía, que contemple el ejercicio de la Democracia, los medios adecuados que permitan una efectiva Participación Ciudadana, el reconocimiento de la Igualdad de todos los individuos, la Fraternidad, la Tolerancia, la Justicia, la Cultura de la Paz, y en general el estricto respeto a los Derechos Humanos.

      En septiembre de 2015, la comunidad internacional se fijó como meta el año 2030 para lograr la transición hacia un Desarrollo Sostenible, en un esfuerzo denominado Agenda 2030, y la herramienta para poder lograr la meta, fue el establecimiento de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS por sus iniciales y que son una versión enriquecida de los Objetivos del Milenio), los cuales, en conjunto con sus metas específicas (169 metas) constituyen el marco de referencia y trabajo globalmente aceptados para el cambio.

      Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible se centran en 17 áreas de oportunidad en las cuales tanto ciudadanos, comunidades, gobiernos, academia, empresas y organizaciones debemos coordinar nuestros esfuerzos para buscar no dejar a nadie atrás y respetar nuestro medio ambiente. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son:

ODS 1:  Fin de la Pobreza.

ODS 2:  Hambre Cero.

ODS 3:  Salud y Bienestar.

ODS 4:  Educación y Calidad.

ODS 5:  Igualdad de Género.

ODS 6:  Agua Limpia y Saneamiento.

ODS 7:  Energía Asequible y No Contaminante.

ODS 8:  Trabajo Decente y Crecimiento Económico.

ODS 9:  Industria, Innovación e Infraestructura.

ODS 10:  Reducción de las Desigualdades.

ODS 11:  Ciudades y Comunidades Sostenibles.

ODS 12:  Producción y Consumo Responsables.

ODS 13:  Acción por el Clima.

ODS 14:  Vida Submarina.

ODS 15:  Vida de Ecosistemas Terrestres.

ODS 16.  Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.

ODS 17:  Alianzas para Lograr Los Objetivos.

     Ahora bien, el Desarrollo Sostenible, para su implementación, requiere de financiamiento, y las formas a través de las cuales se pueden recabar fondos para este fin son los siguientes:

  1. Recursos provenientes de los Presupuestos Públicos Nacionales.
  2. Recursos provenientes de Asistencia Oficial para el Desarrollo.
  3. Recursos provenientes de Asistencia Privada para el Desarrollo (Filantropía).
  4. Recursos provenientes del Mercado Privado de Capitales.
  5. Recursos provenientes del la Banca de Desarrollo.

Podemos considerar al voluntariado como la ayuda desinteresada, intencionada y justificada, ya sea en esfuerzos, dinero o especie, por medio de la cual y a través de la participación ciudadana, se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida, de personas y grupos en situación de desventaja social, mediante la defensa de sus intereses y demás acciones necesarias que coadyuven al objetivo de lograr la satisfacción adecuada de sus necesidades.

El voluntariado se encuentra ubicado, en el inciso c) anterior, como una fuente de ingresos (y esfuerzos) para poder financiar y captar recursos para poder contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, asumiendo que el lograrlo es un reto que nos compete a todos, no sólo a los gobiernos, sino a ciudadanos, comunidades, organizaciones de la sociedad civil, empresas y academia.

El voluntariado incide entonces, de manera directa en el esfuerzo por cumplir con los ODS, y lo puede hacer a través de acciones informales o espontáneas, sin embargo es deseable que su contribución se haga a través de la figura de voluntariado formal o institucionalizado, que busque generar un impacto positivo que contribuya al desarrollo sostenible, en contraposición a un altruismo desarticulado o un asistencialismo desprovisto de objetivos, los que pueden incluso generar impactos negativos o contraproducentes al desarrollo de los beneficiarios, ya sean individuos o comunidades.

El voluntariado, agrupando agentes de cambio con intenciones de contribuir al cumplimiento de los ODS, puede llevar a cabo valiosas aportaciones, las cuales pueden potencializarse mediante la profesionalización del emprendimiento social no lucrativo, y esto se logra principalmente mediante la constitución, organización y funcionamiento de Organizaciones de la Sociedad Civil que actúen bajo adecuados marcos fiscales, jurídicos, financieros, modelos y planes de negocio y sistemas de información, transparencia y rendición de cuentas.  De la misma manera, el voluntariado profesionalizado puede llevar a cabo aportaciones valiosas, mediante su inserción al ámbito empresarial a través de acciones de voluntariado corporativo, lo cual constituye una importante manifestación de la Responsabilidad Social Empresarial.

Pedro Roberto Reyes Martínez.